Emotional Driving aspira a concienciar a los más pequeños. Comenzando por colegios y centros educativos de la Comunidad de Madrid y junto a AESLEME (Asociación para el estudio de la Lesión Medular Espinal), Emotional Driving transmite la campaña EDSchool a estos futuros conductores, reforzando una asignatura aún pendiente en las escuelas: la educación vial.

Con mensajes positivos y motivadores, y charlas en los colegios, de la mano de testimonios de Aesleme, concienciamos a los niños que a su vez llevan a casa el mensaje Emotional Driving

.