Ayer dio comienzo el proyecto de educación vial para menores con diferentes capacidades desarrollado por la Fundación Real Madrid y Emotional Driving.

Juan Llovet, director corporativo de Comunicación y Sostenibilidad, Vicente Coz, general manager de Gonvauto Iberia, Jaime Santa-María, Marta Fernández y Juan Cruz de Pablo, del departamento de Comunicación y Sostenibilidad, acompañados por Silvia Montes-Jovellar, directora del Área Nacional de Fundación Real Madrid, y Gema Ortega, directora del Área de Formación de la Fundación, presenciaron una de las sesiones de baloncesto adaptado en las instalaciones deportivas Fernando Martín. Pudieron ver así las nuevas tareas propuestas para el alumnado.

La experiencia, que se desarrollará durante toda la temporada en escuelas adaptadas e inclusivas, tiene como objetivo introducir conceptos complementarios a la práctica deportiva en valores. La formación integral de los beneficiarios a través del deporte es uno de los principales objetivos de la Fundación que, con la colaboración de Emotional Driving, da un paso más en materia de educación vial adaptada a personas con diferentes capacidades, lo que mejora su autonomía y nivel de integración social.

Se realizarán sesiones de fútbol inclusivo y baloncesto adaptado, donde los alumnos tendrán la oportunidad de conocer diferentes señales, aprender a cruzar adecuadamente o ser capaces de ayudar a personas que estén en situación de necesidad.

Más de 300 beneficiarios con diferentes capacidades participarán en esta actividad en el que podrán interactuar con las mascotas Valorcito o Valorgol, quienes serán las encargadas de ser ejemplos de transmisión de valores, concienciando a los alumnos de la importancia de la seguridad vial.