Pablo González de Suso
Director de Recursos Humanos
Gonvarri Steel Services

En Gonvarri Steel Services somos conscientes de que los empleados son nuestro activo más importante. Por ello, la Seguridad y Salud es una prioridad y contamos con una cultura preventiva que garantiza el buen desempeño en todos nuestros centros. Y somos conscientes también de que fuera de nuestras plantas hay una serie de retos en materia de Seguridad que podemos ayudar a mejorar. Es parte de nuestra cultura corporativa, cuidar a nuestra gente. Dar prioridad a las personas frente a los números, poner a los empleados por delante de la cuenta de resultados.

Y esto es así, y debe ser así, especialmente en una compañía como la nuestra. Porque la actividad industrial de Gonvarri implica ciertos riesgos laborales para los que hay que establecer todas las medidas preventivas necesarias. Sólo de esta manera lograremos eliminarlos, o al menos reducirlos en la medida de lo posible. Y para ello es necesaria la implicación de todos los que formamos parte de Gonvarri, del primero al último. Presidente, directores generales, gerentes, encargados, trabajadores, colaboradores… Todos unidos sin excepción en una causa común que nos afecta a todos.

En 2007 realizamos un Diagnóstico Global sobre la situación de los indicadores de Seguridad y Salud. Ante la pregunta “¿Por qué tienen accidentes los trabajadores?” se llegó a la conclusión de que las causas podían englobarse en tres: NO PUEDEN (falta de capacidad o de medios), NO SABEN (falta de conocimientos y experiencia), NO QUIEREN (falta de motivación, exceso de confianza, espíritu de desafío). Como consecuencia de este diagnóstico y de los datos que arrojó, detectamos la necesidad de crear y potenciar una cultura de concienciación y prevención en todos los estamentos de la empresa. Considerar la seguridad como un requisito ineludible sería la forma más efectiva para evitar accidentes, incidentes e imprudencias en la actividad laboral. La situación en que nos encontrábamos era, básicamente, que estábamos reduciendo los indicadores de siniestralidad, pero de manera poco homogénea; y, lo más preocupante, que aunque se habían solicitado inversiones para acondicionar lugares y equipos, no se daba importancia al factor humano ni al cumplimiento de las normas.

simulador

Así, en 2011 lanzamos el programa “Un Paso Adelante”, un plan global para fomentar la cultura preventiva en el trabajo; y también fuera de él, en nuestro día a día. No sólo se trataba de generar conciencia preventiva entre los trabajadores, sino de implicar también a todos los miembros de la organización, independientemente de su nivel jerárquico. Y a todos, mandos y empleados, se les exigía el mismo nivel de cumplimiento y compromiso.

Se desarrollaron cuatro líneas de actuación para alcanzar esos objetivos: disponer de las mejores condiciones de seguridad y salud, para reducir los riesgos desde el origen; sistemas de gestión integrados en la línea jerárquica, para que cada uno supiera qué debía aportar a la seguridad; la formación de todo el personal sobre riesgos y  normas; y la concienciación acerca de la importancia que tiene, para la compañía y los empleados, el cumplimiento de las normas existentes.

En este último punto de la concienciación —de una importancia clave, porque es la fase que cierra el círculo— se han realizado diversas actividades en las plantas que buscan transmitir, de una manera participativa, positiva y lúdica, la importancia de la seguridad en todos los ámbitos de la vida: laboral, personal, familiar, social. “El Día Mundial de la Seguridad y Salud”, el programa “Hábitos Saludables”, la plataforma “Travellers Backpack” y “Emotional Driving Challenge” son cuatro exitosos ejemplos de esta línea de actuación.

 

La iniciativa de El Día Mundial de la Seguridad y Salud consistió en un concurso de fotografías con el tema del cumplimiento de cada uno de los “10 Mandamientos de Seguridad y Salud” que están definidos a nivel de Grupo. La idea consistió en crear una Red de Prevención entre los trabajadores de Gonvarri, que generase una cadena real de imágenes, las cuales deberían incluir al menos a dos trabajadores representando uno de los 10 mandamientos de Seguridad y Salud de la compañía. El objetivo, la prevención como una reacción en cadena: “Cuido de mi compañero, él del suyo y éste a su vez de otro…”; y al mismo tiempo se buscaba desligar la prevención de la idea de imposición, impulsando a cambio un movimiento entre compañeros: “Antes de trabajar no sólo me fijo en mí, sino también en mi compañero”. Reforzar la idea de que la verdadera red de seguridad, la más efectiva, son las personas. Para incentivar la participación, se creó una plataforma específica en Leading The Change, y se entregaron premios y reconocimientos semanales, y un gran premio final, a los individuos y a las plantas que más fotos enviaran.

El resultado superó ampliamente las previsiones: se recibieron casi 3.000 fotos entre todas las plantas (con grandes dosis de humor, originalidad, ingenio y compañerismo), procedentes de todos los países (Reino Unido, Brasil, Polonia, EEUU, Rusia, Turquía, Colombia, Portugal, Argentina, Alemania); y, además, hubo una enorme participación del personal a la hora de votar los premios finales: se emitieron un total de 15.500 votos. El éxito no fue sólo conseguir inculcar en el personal el contenido de estos mandamientos básicos, sino que todos lo hicieron de una manera positiva e ilusionada, potenciando el espíritu de grupo y consiguiendo conectar plantas de todo el mundo alrededor del tema de la seguridad.

Otra iniciativa de éxito ha sido el programa Hábitos Saludables, para fomentar la actividad física tanto a nivel individual como colectivo, así como comportamientos sanos y saludables en nuestras vidas. Por un lado, facilitando la práctica del deporte: actividades deportivas subvencionadas, gimnasio en las oficinas, torneos por equipos. Y de disciplinas tan diversas como ciclismo, atletismo, tenis, pádel, excursiones moteras, fútbol, baloncesto… para llegar a todo tipo de público. En todas estas actividades la participación ha sido enorme, se han creado grupos en la intranet y se han descubierto nuevos compañeros de afición.

Y por otro lado, fomentando una alimentación sana, con artículos diarios sobre temas interesantes como alimentación saludable o agricultura ecológica, las claves para dormir bien, cómo cuidar el corazón… así como el curso Hábitos Saludables en Leading The Change University.

Con Travellers Backpack lo que se ha buscado es desarrollar esta cultura preventiva entre el personal desplazado, de forma temporal o permanente, a otros países. Países con riesgos, con inseguridades de muy diversa índole (física, jurídica, sanitaria), con diferentes costumbres y culturas, etc. Se ha creado un espacio multicanal donde se aglutina información práctica y consejos de relevancia (trámites y documentos, riesgos asociados a la localidad, pólizas de seguros, información sociocultural y política, mapa con hospitales, embajada, plantas Gonvarri…; así como consejos en caso de robo o emergencias, o un espacio para compartir la experiencia). Todo, con un único objetivo: que los desplazados se sientan seguros y protegidos en todo momento.

Los resultados de estas iniciativas han sido espectaculares en índice de frecuencia e índice de gravedad. A partir de ello, se han conseguido grandes hitos en la evolución de los datos de siniestralidad durante estos últimos años. Las plantas son conscientes de ello, ya que todas vienen cada año batiendo records de días sin accidentes con baja.

GONVARRI-BURGOS_Emotional-Driving-web

Pero lo más importante es que se ha conseguido que los trabajadores entiendan que la seguridad es un requisito innegociable en Gonvarri, y valoran el esfuerzo de la compañía tanto en las inversiones realizadas para eliminar peligros y riesgos, como en concienciar y fomentar la prevención de esos riesgos y peligros.

Pero si estas tres iniciativas han cosechado merecidos éxitos, el proyecto estrella del plan “Un Paso Adelante” es sin duda Emotional Driving. Porque cuando hablamos de tráfico, hablamos de siniestralidad laboral en mayúsculas, de cifras que hacen palidecer cualquier otra causa. Uno de cada tres accidentes laborales mortales se producen por causa del tráfico; de estos, la mayoría ocurren durante los desplazamientos de los trabajadores a sus puestos de trabajo (un 60%) o en los desplazamientos entre centros de trabajo o derivados de su propia actividad. Según la DGT, además de estas cifras, cada día se producen 191 accidentes viales laborales con baja (contabilizando también sábados y domingos) y el 10% de los accidentes laborales con baja se debieron al tráfico. Teniendo en cuenta estos datos, siniestros, la implicación de las empresas es absolutamente necesaria y urgente, es una cuestión de responsabilidad, con sus empleados y con la sociedad. Y en el caso de Gonvarri Steel Services es, además, una preocupación constante y una prioridad.

A través de Emotional Driving hemos querido reforzar nuestro compromiso con la Seguridad y Salud de nuestros trabajadores. Una iniciativa que comenzó su andadura en 2014, y que es fruto de la colaboración con Aesleme, y busca mejorar y aumentar nuestros esfuerzos por fomentar la cultura preventiva en el ámbito de la Seguridad. Somos conscientes de que todos nuestros trabajadores realizan desplazamientos y consideramos relevante fomentar que estos puedan realizarlos de la forma más segura.

El Proyecto está, además, perfectamente alineado con la triple cuenta de resultados y con nuestros objetivos estratégicos, gracias a la combinación de tres niveles:

 

  1. La Seguridad Vial forma parte de nuestro modelo de negocio, a través de nuestra división de Seguridad Vial.
  2. El Eje Seguridad y Salud también es parte de nuestro compromiso con nuestros profesionales, de forma que, partiendo de nuestra preocupación por la sociedad, buscamos sensibilizar a nuestra gente.
  3. La Seguridad Vial es, finalmente, una muestra de nuestra preocupación por el entorno, ya que creemos que es inaceptable toda pérdida de vidas humanas en accidentes de tráfico.

 

Gonvarri Steel Services ha decidido asumir esta preocupación, tratar de mitigarla y no escatimar esfuerzos por sensibilizar a nuestros trabajadores y a la sociedad de lo importante que es no asumir ningún riesgo cuando se trata de nuestra vida y la de los demás. Este es nuestro objetivo, tratar de minimizar esas cifras y contribuir a salvar vidas.

Emotional Driving supone, en definitiva, el más firme compromiso con nuestros valores, con nuestra gente y con nuestro entorno. Sin duda, tres de nuestros activos más valiosos.

portada_web