Francisco Riberas
Presidente
Gestamp

La industria del automóvil es, desde hace décadas, punta de lanza de la innovación industrial. Potentes inversiones en I+D+i, sofisticados procesos de producción, equipos humanos altamente cualificados… todo ello en busca de un objetivo: diseñar y fabricar vehículos más inteligentes, más sostenibles y, sobre todo, más seguros. Sin embargo, a pesar de todos los avances e innovaciones, el factor más importante en la seguridad de un vehículo sigue siendo el factor humano. Por ello, educar, concienciar y sensibilizar a los conductores es una labor absolutamente esencial hoy en día. Por ello, para todos los que trabajamos en Gestamp, aceptar participar en el libro Emotional Driving es, además de un orgullo, una prioridad. Porque cada accidente que evitemos son vidas que salvamos.

Un accidente de automóvil siempre va asociado a un ruido muy característico, que quienes han experimentado reconocen de inmediato con inquietud. Es el resultado de la deformación de materiales enormemente resistentes, enfrentados a la presión de un choque contra otros objetos. Es un ruido que muchas veces antecede a situaciones dramáticas aunque en muchos casos oculta una realidad: los vehículos son hoy más seguros que nunca en la historia del automóvil.

 

Gestamp Navarra

 

El sector de componentes de automoción, un gran desconocido

El del automóvil es uno de los sectores más sofisticados por sus procesos de producción, su alto componente tecnológico y su actividad innovadora. Sin embargo, gran parte de la sociedad desconoce el papel que desempeña el sector de  componentes de automoción, es decir, todas aquellas empresas que son responsables de más del 75% del valor añadido de un vehículo, y que trabajan para los fabricantes diseñando, desarrollando y produciendo partes fundamentales de los automóviles, tanto en su exterior como en su interior, en su motor, en sus sistemas de conducción o en sus elementos electrónicos. En España, según datos de la patronal SERNAUTO, este sector representó en 2014 una facturación de 29.723 millones de euros, alcanzando los 318.000 empleos directos e indirectos. El sector español es altamente relevante, ocupando el sexto puesto en cuanto a facturación a nivel mundial y el tercer puesto en Europa. En España, el sector de componentes del automóvil representa un 4% del valor agregado industrial.

En el caso concreto de Gestamp, un grupo multinacional español que cuenta con aproximadamente 100 centros productivos y presencia en 20 países, nuestra contribución al PIB de la industria del automóvil en España fue de 1.836 millones de euros, lo que equivale al 2% del total del sector.

En Gestamp pensamos que los grandes fabricantes de vehículos y las empresas del sector de componentes debemos formar un tándem en términos de competitividad, calidad y resultados. Y, por supuesto, debemos trabajar estrechamente en un aspecto tan esencial como la seguridad.

max-Hydro-forming

La innovación como vía de progreso

El sector de componentes de automoción es una de las industrias en las que la innovación es más relevante[1]. Según datos de SERNAUTO, el sector en España invirtió en labores de I+D+i en 2014 el equivalente al 3% de su facturación, cifra tres veces superior a la media industrial española.

En Gestamp apostamos por la I+D+i como la mejor vía para ofrecer soluciones a nuestros clientes, proponiendo productos innovadores que cumplan con los requisitos de rendimiento, peso, coste, calidad, seguridad y sostenibilidad. Por ello, contamos con 12 centros y 1.000 empleados dedicados de forma completa a labores de I+D, que centran sus esfuerzos en lograr avances en dos aspectos que son claves para todos nuestros clientes: el aligeramiento de peso de los vehículos –fundamental para reducir sus emisiones de CO2y la mejora de la seguridad.

Los productos que diseñamos y fabricamos en Gestamp tienen una enorme relación con la seguridad: por ejemplo, piezas como los componentes metálicos estructurales que componen el esqueleto del vehículo son la defensa más importante de los ocupantes ante impactos laterales, frontales o en caso de vuelco; el chasis es el elemento clave para garantizar la estabilidad y control del vehículo en maniobras bruscas; e incluso hemos desarrollado sistemas pirotécnicos instalados bajo el capó que reducen los daños al peatón en caso de atropello. Todo ello, concebido con la premisa de que su verdadero valor se demuestra en los momentos más decisivos para quienes conducimos cada día, ajenos a la enorme cantidad de esfuerzo y recursos dedicados por las más de 32.300 personas que componen Gestamp para velar por nuestra integridad.

max-welding-and-assemby

Más ligero y más seguro: la obsesión de Gestamp

Productos más ligeros y más seguros. Ésta es la máxima prioridad que creemos que debe existir en el presente y futuro del sector de la automoción y estas líneas estratégicas son las que se desarrollan y potencian en Gestamp diariamente mediante actividades de investigación, desarrollo e innovación.

a) Más ligero: la relación entre el peso y la reducción de emisiones

Por un lado, debemos conocer que la etapa de uso del vehículo es la más importante desde el punto de vista ambiental dentro del ciclo de vida. Según el Observatorio Industrial del Sector de Fabricantes de Automóviles y Camiones de España, el mayor porcentaje de emisiones de CO2, casi un 90% de las que se producen a lo largo del ciclo de vida, tienen lugar durante la fase de uso del vehículo.

Como proveedores de productos para carrocerías y chasis, los elementos más pesados del vehículo, nuestra contribución a mejorar las emisiones en la etapa de uso de los vehículos se produce a través de la reducción de peso, ya que menor peso conlleva menor consumo de combustible. Estimamos que una disminución del 10% en el peso de un vehículo tipo de 1.500 kilogramos se traduce en una reducción de entre 10-20 gramos de CO2 por cada kilómetro recorrido. Tal como afirma la Agencia Europea de Medio Ambiente (EEA), las nuevas tecnologías han permitido que las emisiones (gCO2/Km) en vehículos nuevos sean un 33,7% inferiores que en los fabricados en 1995.

Con el objetivo de reducir el peso en cada pieza, Gestamp realiza un importante esfuerzo en impulsar nuevos conceptos, nuevos materiales y nuevas tecnologías de fabricación.

b) Más seguro: la protección de ocupantes del vehículo y peatones, crucial para el sector

Por otro lado, los compradores de vehículos ya no solo se fijan en la línea o prestaciones del mismo, también se preocupan por la seguridad y buscan coches que tengan un nivel de protección lo más alto posible. De esta forma, seguridad y fiabilidad son las otras grandes líneas de investigación de Gestamp, centradas en identificar fórmulas que permitan incrementar la seguridad de los ocupantes del vehículo y de los peatones. Los productos deben a su vez mejorar el confort, la durabilidad, la reciclabilidad al final de la vida útil del vehículo y la calidad, variables todas ellas esenciales en los procesos de diseño y fabricación de nuestros productos.

En este contexto, los tests o ensayos de choque suponen una confirmación al buen hacer del sector de componentes, no solamente en la marcha (seguridad activa), sino más importante en caso de choque (seguridad pasiva).

Ya que esto supone una prioridad de primer nivel para Gestamp, utilizamos en nuestro día a día herramientas como CAD/CAE, que permiten simular las diversas soluciones y ajustar el diseño, validando numéricamente pruebas de choque, ensayos de fatiga y de rigidez así como de ruido, vibraciones y dureza.

La compañía dispone de laboratorios de pruebas de resistencia y fiabilidad de mecanismos, con maquinaria específica para evaluar, de forma material a través de prototipos, los desarrollos que se han diseñado. En laboratorios como el que Gestamp tiene en Lulea (Suecia), las piezas se someten a pruebas de choque y esfuerzo real. Por citar un ejemplo, con los resultados obtenidos hemos podido demostrar que un vehículo equipado con largueros de alta resistencia sufre una deformación de hasta un 60% menos que un vehículo equipado con largueros estándar del mismo peso.

A la vista de los resultados de los ensayos podemos proponer y validar soluciones in situ para nuestros clientes. De hecho, esta ventaja competitiva facilita el hecho de que participemos en todos los proyectos de los principales clientes, siempre con visión de medio y largo plazo.

En este contexto, Gestamp también trabaja para que los vehículos equipados con nuestros productos superen con sobresaliente las pruebas realizadas por parte de la red global NCAP (New Car Assessment Program, o programa europeo de evaluación de coches nuevos), un organismo independiente nacido en 1997 que lleva a cabo ensayos de choque y otorga puntuaciones en función del comportamiento y la seguridad que ofrecen los vehículos a los ocupantes, lo que hace que cualquier usuario de cualquier continente pueda comparar modelos de coches y resultados.

max-Patchwork-blanks-web

Procesos y tecnologías marcan la diferencia: la importancia del Hot stamping

Bajo la clara línea estratégica “Más ligero y más seguro” en la que Gestamp trabaja, tiene también un papel importante la innovación en los procesos de fabricación.

Destaca en este sentido de manera especial el uso en nuestras plantas de la estampación en caliente (hot stamping), tecnología en la que Gestamp, con 56 líneas de producción en 2014, es un proveedor especializado de referencia para sus clientes. Se trata de un proceso innovador a través del cual se moldea acero ultrarresistente en formas complejas, de una manera más eficiente que con la estampación convencional en frío. El proceso implica el calentamiento del acero hasta que se vuelve maleable, seguido del conformado y rápido enfriamiento en troqueles especialmente diseñados para ello, creando durante este proceso un material transformado y endurecido. Gracias a esta capacidad de combinar eficazmente resistencia y complejidad, la estampación en caliente consigue piezas más ligeras, mejorando a la vez su comportamiento y resistencia en caso de colisión y garantizando así una mayor seguridad del pasajero.

Dentro de la estampación en caliente, disponemos de un proceso específico patentado denominado ‘‘Tailored Material Property’’, con el cual podemos obtener diferentes niveles de dureza en diferentes zonas de la misma pieza, controlando las diferentes temperaturas de enfriamiento durante el proceso de endurecimiento. Así, creando zonas blandas más fácilmente deformables en cada pieza, podemos controlar la deformación de la estructura del coche y ofrecer un mejor comportamiento ante el choque.

 

Los retos del futuro

Las empresas han tomado conciencia de que su futuro depende de su capacidad de innovar no solo en el producto o en la tecnología sino también en los procesos, la organización, la calidad o incluso el diálogo con sus audiencias clave. Muchas empresas ya entienden que para innovar se necesita desarrollar el pensamiento creativo de sus equipos, con el fin de encontrar ideas nuevas que se transformen en realidades que aporten valor.

En este sentido, Gestamp ha potenciado la innovación abierta como una nueva estrategia bajo la cual la compañía va más allá de los límites internos de su organización y donde la cooperación con otros actores, como Universidades y Centros Tecnológicos, ha pasado a tener un papel fundamental.

Tampoco somos ajenos a nuevos fenómenos como la Fabricación 4.0, en la que se persiguen mayores niveles de eficiencia y aprendizaje a través de la digitalización, con nuevos frentes como el análisis de big data, la robótica colaborativa o la sensorización. Todo ello plantea nuevos retos en materia de capacitación de las personas, transformación de las organizaciones y adaptación tecnológica al cambio.

Desde el punto de vista del usuario, el sector del automóvil evoluciona hacia vehículos más inteligentes y sostenibles con una necesidad de time-to-market cada vez más corto, buscando dar respuesta a las necesidades de la sociedad en términos de movilidad, a la vez que se incremente la seguridad de los vehículos.

Es un reto apasionante para un sector que representa la verdadera punta de lanza de la innovación industrial. Un sector que aporta enormes retornos a la sociedad en progreso económico, prosperidad, desarrollo social y capacidad de conectar a las personas. Un sector que sabe que detrás de su esfuerzo, la recompensa vale la pena cada vez que se consigue evitar un accidente o reducir sus consecuencias. Para ello trabajamos cada día.

[1]La transformación Digital de la Industria Española. Ministerio de Industria Energía y Turismo. Octubre 2015.

max-Hot-Stamping-PAG36_web