Milagro del Arroyo
Consejera Técnica
DGT

Según el último informe de la OMS sobre la situación mundial en materia de seguridad vial, más de 1,2 millones de personas mueren anualmente en todo el mundo como consecuencia de accidentes de tráfico y otros 50 millones resultan heridos. La OMS asegura que la mayoría de estas tragedias podrían evitarse a través de la mejora de las carreteras, de los vehículos y, sobre todo, creando conciencia y modificando los hábitos de comportamiento de los conductores y demás usuarios de la vía pública. Es precisamente en este aspecto donde juegan una vital importancia las campañas de concienciación y sensibilización en los diferentes medios de comunicación. Y, por supuesto, también en las empresas: iniciativas como la de Gonvarri Steel Services merecen nuestro más agradecido aplauso.

Es por ello que la Dirección General de Tráfico, como organismo competente en materia de elaboración, ejecución y evaluación de las políticas viales de la Administración del Estado, tiene dentro de sus principales líneas estratégicas de actuación la información, concienciación y sensibilización de toda la opinión pública sobre los riesgos del tráfico y sobre el necesario cumplimiento de las normas de circulación  para prevenir nuevos siniestros viales en nuestras ciudades y carreteras.

El objetivo esencial de las distintas campañas de seguridad vial es, por tanto, la lucha contra la siniestralidad vial mediante la concienciación de toda la sociedad.

Los contenidos concretos de estas campañas se encuentran tradicionalmente dirigidos a combatir específicamente los principales factores de riesgo que concurren en los accidentes de tráfico (distracciones al volante, alcohol y drogas, exceso de velocidad, condiciones del vehículo, etc.), así como a fomentar el uso correcto de los principales elementos de seguridad pasiva (casco y cinturones de seguridad, sistemas de retención infantil, etc.).

Las diferentes campañas se van sucediendo a lo largo de todo el año, por cuanto el riesgo de los accidentes es constante a lo largo de todo el año. No obstante, el número de campañas y su intensidad se eleva en aquellas fechas con mayor cantidad de desplazamientos de largo recorrido: Navidad, Semana Santa, verano y puentes.

La Dirección General de Tráfico ha llevado a cabo alrededor de dos mil campañas divulgativas en los últimos 50 años. Las primeras se realizaron a través de carteles, banderines o incluso cromos (el primer cartel data de 1960); se empleaba también prensa y radio, que colaboraban con el organismo de forma desinteresada. En esos inicios, la DGT utilizaba un tipo de publicidad basada en el humor, a través de personajes animados; y sus mensajes utilizaban un lenguaje directo, sencillo y didáctico, dirigido a un grupo inexperto y minoritario de conductores, peatones y ciclistas.

La Jefatura Central de Tráfico fue el primer organismo público que realizó un anuncio en televisión, en 1961, que pretendía prevenir los adelantamientos peligrosos con el eslogan “Ahora sí, ahora no”. Poco después, en 1964, se realizó la primera campaña televisiva para intentar concienciar a los conductores y peatones del peligro de las vías. Y así, año tras año se fueron sucediendo las distintas campañas. Muchas de ellas alcanzaron gran notoriedad, baste recordar aquel famoso eslogan “Si bebes no conduzcas”, protagonizado por el cantante Stevie Wonder, que data del año 1985. En la actualidad, las campañas se han adaptado a los nuevos tiempos. Se difunden a través de Internet, prensa, radio y televisión.

Y, aunque los tiempos han cambiado, el mensaje permanece.

En los últimos años, concretamente desde 2011, se ha incorporado al resto de campañas tradicionales una nueva dirigida a la prevención de los accidentes laborales, fundamentalmente  aquellos que se producen  “in itinere”. La seguridad vial laboral se ha convertido en un aspecto clave sobre el que trabajar. A tenor de los datos que maneja la organización, más de un 60% de los accidentes de tráfico se producen de lunes a viernes y de 8 de la mañana a 8 de la tarde, coincidiendo con el horario tipo de jornada laboral. También hay que recordar que prácticamente un tercio de los accidentes laborales mortales son accidentes de tráfico. El objetivo es concienciar para salvar vidas, porque, como reza la última campaña para prevención de los accidentes laborales: “Tu trabajo más urgente es seguir vivo”.

Es, por tanto, un placer poder colaborar en este libro y en esta campaña de Emotional Driving. No sólo porque compartimos el mismo objetivo -concienciar para salvar vidas- también porque entendemos que las empresas como Gonvarri tienen una responsabilidad con sus empleados y con la sociedad, y esta iniciativa es un magnífico ejemplo para otras compañías. Porque, no lo olvidemos, la seguridad vial es una labor de todos.

DGT